El sector turístico en España tiene una relevancia y peso en la economía española respecto a otros sectores muy destacable ya que aporta más del 12% al producto interior bruto del país, generando en 2018 la cifra de 147.946 millones de euros (última cifra cerrada por el Instituto nacional de estadística) y empleando más de 2.395.030 personas siendo el segundo sector que más empleo aporta solo después del sector del comercio.

España se sitúa en el segundo país más visitado del mundo, rozando los 84 millones de turistas internacionales en 2019, solo después de Francia y en el segundo país que más ingresos obtiene por esta vía, solo detrás de Estados Unidos.
Además un 87,33% de esos visitantes vinieron por motivos de ocio (cultural, gastronómico, lingüístico…) y el resto por motivos profesionales (eventos como el Mobil World Congress)

En la Comunidad Valenciana, el número total de visitantes fue de 9.566.566 en 2019 (un 3,9% más que en 2018) viajeros, de los cuales, un 22,5% de ellos (2.156.017) escogieron la oferta de alojamientos extra hoteleros (apartamentos turísticos), cifras nada desdeñables si hablamos de un pastel de casi 148.000 millones de euros.
Los países principales de procedencia son:

  • Reino Unido, con una cuota del 30%, un 1,5% menor que el año pasado, debido principalmente a la oferta turística de sol y playa, más económica de los países del Mediterráneo oriental y al efecto de la caída de Thomas Cook.
  • Francia, con un total de 1.646.223 turistas, lo que supone un incremento del 7% respecto al año pasado.
  • Países nórdicos, con 873.683 turistas, con un incremento muy notable del 13,3% respecto al año anterior, seguido de Alemania en tercer lugar, Italia, Holanda y Bélgica.
{
{

¿Qué nos dicen los expertos acerca de los efectos de la pandemia que está asolando a todo el globo en el sector turístico?

Desde la entrada en vigor del Estado de Alarma el 14 de Marzo recogida en el RD 463/2020, en su artículo 10.6, se declaró suspendida la apertura de los establecimientos de alojamiento turísticos, lo que supuso la total suspensión de la actividad.

Actualmente, superado el pico más alto de contagio de Covid-19 y con la tendencia bajista en mínimos desde el inicio de la pandemia, las fuentes consultadas (EXCELTUR) auguran una recuperación de la demanda a dos velocidades:

  • Una más rápida de los viajes de proximidad y en vehículos particulares, básicamente de la demanda nacional, y elementos de la oferta turística de tamaño limitado.
  • Más lenta en los viajes con desplazamiento en transporte compartido (tren o avión, fundamentalmente) tanto de demanda nacional (las Islas), como internacional, o alojamientos colectivos.

La pronta creación de una vacuna efectiva, puede mitigar los efectos de la pandemia y acelerar la recuperación de la demanda.

¿Por qué invertir en Costa Blanca?

Como hemos dicho anteriormente, la Comunidad Valenciana se sitúa entre uno de los mejores destinos de Europa.

La Costa Blanca (zona del litoral Mediterráneo con 244km de playa en la provincia de Alicante) en concreto, posee un microclima único catalogado como uno de los mejores según la OMS; es además una de las provincias más montañosas de España y por ello brinda una atmósfera de calma y tranquilidad junto a la gran oferta de servicios  y  extensas playas de las que dispone.

La Costa Blanca es perfecta en cuanto a calidad de vida y seguridad; afianzándose cada año como uno de los principales enclaves a nivel turístico internacional.
Alicante cuenta con las infraestructuras, regulación y servicios necesarios para facilitar el flujo constante de visitantes e inversores nacionales y extranjeros:

  • El aeropuerto de Alicante, es el 5º en el ranking de turistas españoles por detrás de Málaga, Palma de Mallorca, Barcelona y Madrid)
  • El tren AVE, de alta velocidad que comunica con la capital en menos de 3 horas
  • La autovía del mediterráneo que recientemente ha abolido los peajes y comunica Alicante con las principales ciudades colindantes.
  • El Ferry Denia-Islas Baleares
  • Un Sistema público y privado de asistencia Sanitaria excepcional
  • Seguridad Jurídica que garantiza la propiedad privada
  • Sistema financiero a bajos tipos de interés 
  • Una tributación y fiscalidad adaptable según las circunstancias personales del inversor
{
{

Estos factores facilitan que la inversión sea mucho más segura, atractiva para el capital extranjero, aumenta la posibilidad de retornos de capital por encima de la media de una inversión a medio y largo plazo y también asegura la obtención de rendimientos regulares vía alquiler.

Así  es como lo entienden y viven muchos de nuestros socios-propietarios que han confiado en Abahana Villas, para acometer este tipo de compra-inversión.

Además, invertir en la Costa Blanca con Abahana Villas, les ha permitido beneficiarse de la calidad de vida que les ofrece comprar una villa en la Costa Blanca al mismo tiempo que obtienen ingresos por el alquiler de su propiedad.

Y en este último punto cabe destacar la larga trayectoria de Abahana Villas en la gestión del alquiler vacacional liderando la actividad en el sector de manera innegable; ofreciendo una estancia inolvidable a sus huéspedes y una mayor rentabilidad a los propietarios además de un excelente servicio integral en la gestión de su propiedad.